Jose Manuel Gomez «Pato»: En la mente del Club no cabe no ascender a primera

Hablamos con Jose Manuel Gómez «Pato«, presidente, jugador y entrenador de Financial Brokers Aseguradores SL, equipo que milita en la Segunda División Autonómica Cántabra.
Hola Pato, segunda fase de competición donde Financial está disputando sus partidos en Segunda ¿Qué ha supuesto para el plan de trabajo de la temporada el descenso?

Normalidad, era algo que todos teníamos en mente que podía ocurrir, ya que dentro de los planes del Club una de las situaciones que podía suceder era que el equipo acabase en Segunda por el potencial de las demás plantillas, y bueno, la competición en sí, en la cual descendían tres de los equipos, lo cual es un número importante de descensos.

La probabilidad de que entrásemos dentro de esas tres plazas de descenso era real, y por lo tanto, normalidad, se sigue entrenando de la misma manera, trabajando intensamente en pos de volver a optar a una plaza de ascenso y volver a Primera, objetivo primordial del Club temporada tras temporada.

¿Qué objetivo se marca Financial para esta fase de competición?

El Club forma una plantilla para disputar la Primera División a comienzo de temporada, haber acabado en Segunda supone que el único objetivo, o la situación del equipo pasa por conseguir una de las plazas que da ascenso directo a Primera, y a partir de ahí, competir Semifinal y Final si fuera posible, para quedar Campeón de Segunda.

Actualmente es el objetivo del Club y por ello estamos trabajando y luchando, nuestra plantilla es de Primera, por equipo y por calidad de nuestro jugadores, debemos de demostrarlo y desmostrárnoslo a nosotros mismos, el Club tiene PLENA confianza en TODA la plantilla.


Cinco partidos disputados hasta la fecha, con tres victorias y dos derrotas… ¿Qué consideras que le está faltando al equipo? ¿Cómo podríais dar ese paso adelante?*

No es el resultado esperado evidentemente, ya que descendiendo de Primera y habiendo ganado en la misma cuatro partidos y perdiendo dos por diferencia de seis puntos, otro en la prórroga, los resultados de Segunda no están siendo los óptimos.

También es verdad que noto que esta categoría nos ha creado una ansiedad al equipo: se siente que venimos de una categoría superior y tenemos la necesidad de ganar los partidos, de matarles en el primer o segundo cuarto, y muchos de los equipos de Segunda han competido o podrían competir en Primera, hay que tener en cuenta también, que el descenso aunque no se quiera influye en los jugadores y en el equipo psicológicamente, lo hemos acusado, hemos tenido que asimilar el mazazo del descenso y eso ha supuesto un par de semanas de “lucha interna personal de cada jugador”, aceptando la situación, ahora mismo podremos ganar o perder, pero la plantilla está ya a pleno rendimiento como al comienzo de temporada.

Estamos corrigiendo situaciones para situarnos en posiciones de ascenso en la clasificación, ahora mismo somos segundos y en esta segunda vuelta, esperamos mantener la posición de ascenso.

Compaginar las labores de entrenador y jugador, además de presidir el Club, ¿hace más complejo el día a día?

La situación que se ha creado en el Club en el momento que el entrenador dimite, no es la idónea, se ha generado un vacío de poder en cuanto a la Dirección Técnica que también lo hemos sufrido, por eso la situación en los últimos partidos de Primera no ha sido la más adecuada, y en el comienzo de Segunda lo hemos arrastrado.

La planificación que se hizo era con un entrenador, en este caso con Nacho Cubero, que, en un momento dado, decidió que no se sentía capacitado para entrenar en esta categoría, y aunque nos deja después del partido clave contra Panusa Salud Estela, donde todavía teníamos posibilidades reales de mantenernos, creo que mentalmente ya nos había dejado mucho tiempo antes.

Las victorias ensalzan a los Clubs y vanaglorian a los jugadores que las consiguen. Las derrotas forjan el carácter y curten a las personas. Ahora mismo hay un grupo humano deseoso de demostrar su valía y poner al equipo en y de donde nunca debió de salir, para que puedas valorar en su justa medida a nuestro Equipo – Plantilla. Después de toda esta situación, solo el entrenador se bajó del barco.

En ese sentido hubo que maniobrar de la mejor manera posible, porque en el momento que estamos de temporada, la mayoría por no decir todos, tienen equipo y tienen su Club, y el que no, porque no ha empezado la temporada es por motivos de trabajo o por tiempo personal no ha podido, y a mitad de temporada es complicado fichar un entrenador.

Hemos tenido que solucionarlo internamente, y sí que es verdad que es complejo gestionar un Club desde diferentes posiciones, eso hace que todos arrimemos el hombro dentro de nuestras posibilidades, de ahí permíteme que agradezca desde estas líneas el trabajo que están desarrollando David Bárcena y Jesús Expósito, que están llevando las riendas del equipo desde hace unas semanas de forma desinteresada, incluyendo en este agradecimiento a Marina, nuestra delegada y jugadora – comodín y por otro lado los jugadores, que están poniendo todo de su parte para hacerlo lo más sencillo posible, y dándolo todo por un bien común, y como decía mi padre cuando no queda otra: con estos bueyes hay que arar.

Hay que salvar la temporada, cambiando de objetivos: El principal era mantenerse en Primera, y ahora es ganar la Segunda División, es un objetivo igual de ambicioso, que nos vuelve a colocar en la categoría en la que queremos estar, y que encima nos daría un título. Estamos luchando por ello.

No va a ser fácil porque han descendido otros dos de Primera que también la quieren ganar y otros equipos en Segunda que tienen suficiente plantilla como para asumir el reto.

Que la segunda categoría del baloncesto regional sea la más numerosa en equipos, ¿hace más complicada la misión para el Club?

Hay más equipos en Segunda que en Primera es evidente, cuestión que no acabo de entender que haya seis equipos en Primera, ya que los tres que hemos descendido, si nos preguntan seguramente nos hubiésemos quedado en Primera con lo que se puede hacer una liga de 8 o 10 perfectamente.

La segunda es una liga de 12, que es complicada porque hay equipos que podrían jugar en Primera, pero por su idiosincrasia, por la edad de ciertos jugadores no quieren complicarse la vida, que es normal, pero son muy competitivos y van a dar mucha guerra.

Vamos a tener que trabajar mucho para poder conseguir esa plaza de Primera, y luchar por esa Final Four que nos pueda dar el título, fácil no va a ser, pero hay que trabajar por ello.

Si no se consiguiera el ascenso a Primera, ¿Qué metas se marca el Club?

En la mente del Club eso no se contempla: ahora mismo se contempla ganar la Segunda. Ya no es la plaza de Primera, sino que se trabaja para ganar la Segunda, de hecho hemos hecho un fichaje el último día de plazo, Gustavo Sena, jugador que estaba hasta ese momento en Panusa Salud Estela, tanto en Primera como en los entrenos de LEB Plata, y que posiblemente, pueda ser ahora mismo el mejor jugador de la categoría, ahí se denota la importancia que le da el Club al futuro, no nos hemos quedado parados, hemos trabajado para aumentar la plantilla y darle más competitividad si cabe, los jugadores lo notan, ven que el Club trabaja, que sigue con sus objetivos y eso les gusta se sienten arropados y tranquilos, sabiendo que el trabajo diario no va a ser flor para un día. Nuestra única ambición y objetivo a día de hoy, es volver a Primera y ganar Segunda, los jugadores lo saben y están a muerte con el reto.

Si por cualquier cosa los resultados y circunstancias no nos pusiesen en esta tesitura y no pudiésemos optar a esta plaza, a lo largo del verano analizaríamos qué ha ocurrido, las posiciones, los jugadores, y las decisiones que se han ido tomando a lo largo de la temporada, veríamos los errores cometidos y a partir de ahí tomaríamos decisiones.

En un principio estamos muy contentos con la plantilla que tenemos, con los resultados que se han ido dando hasta ahora, aunque algunos no han sido los que más nos hubiesen gustado, pero a veces la suerte hay que tenerla en cuenta.

El trabajo diario de la plantilla está siendo muy bueno, el trabajo psicológico y mental está siendo excelente, la gente quiere ascender a Primera y para ello están poniendo toda la carne en el asador, lo único que el Club puede valorar es tranquilidad, serenidad y trabajo, y a partir de ahí, si no se consigue, se valorará todo fríamente y se tomarán las decisiones adecuadas.

El otro día estuve repasando la plantilla y tenemos 7 jugadores que han competido en Liga EBA, y los otros ocho han jugado en Primera, con esa plantilla no nos podemos plantear otro objetivo que no sea volver a la categoría superior, son jugadores de calidad, responsables, etc. Pero para mí lo más importante y lo que más me enorgullece es que son Jugadores de Club, que se alegran cuando las cosas salen bien. 
Pero que se preocupan, preguntan, dan soluciones cuando las situaciones se ponen difíciles, en definitiva, ayudan al Club, cuando podrían quedarse en meros jugadores, quieren al Club, le aprecian, le respetan y luchan por él. Por el Club han pasado muchos jugadores más de 100 te diría, y este año es una de las plantillas más comprometidas, en un año complicado, tiene su mérito.

Muchas gracias.

* A fecha de grabación de esta entrevista, no se había disputado la jornada del 16-17 de marzo.