J. Tomeo (Arsan): «Partido para reflexionar, hablar y ver, y buscar soluciones»

A las ocho de la tarde, con el salto inicial había un equipo que vestía de blanco, que tenía las cosas muy claras, qué tenía que hacer y cómo lo tenía que hacer, y un equipo en frente que no estuvo a la altura de lo que se exigía y se pedía.

Cuando el equipo quiso entrar en partido, que fue después del descanso, que fue cuando empezamos a tener el ritmo y las ideas claras para empezar a competirle, el rival había cogido una cierta ventaja considerable, y la verdad es que no se rindió el equipo nunca, quiso ganar, quiso pelear, estuvo a punto de meterse dos o tres veces en partido y poder competirle, pero la desventaja que llevábamos ya era muy grande.

Para reflexionar, para hablar, para ver y buscar soluciones de por qué empezamos así y por qué nos ocurrió eso, y nada, a preparar el siguiente partido.